Es un taller de inclusión laboral y social para persona con discapacidad en el lago de Atitlán, ubicado en San Juan la Laguna. El proyecto trabaja con más de 26 personas entre los 16 y 44 años, empoderandolos en cinco áreas de trabajo: artesanía, costura, panadería, huerto orgánico y un café y comedor. El programa es parte de Centro Maya Servicio Integral, una organización comprometida con el tema de la discapacidad desde los años 90. Alma de Colores responde a la necesidad de empoderar y crear inclusión laboral y social para los usuarios de Centro Maya que están alcanzando la edad adulta.

Los usuarios de Alma de Colores, reciben ingresos justos a través de una beca terapéutica y otros beneficios como terapias, transporte, una caja de salud y un sistema de préstamos sin intereses para financiar su educación o un negocio propio. Alma de Colores existe gracias al apoyo de varias organizaciones y de la venta de los productos provenientes  de los talleres.

Objetivo: Fomentar un modelo de empresa social para la inclusión social y laboral de las personas con discapacidad.

Principios: Justicia, empoderamiento, inclusión, solidaridad, derechos humanos y sostenibilidad ambiental.